skip to Main Content
Teléfono de atención al cliente (+34) 902 00 96 10
1 Estrellas2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, media: 5,00 sobre 5)
Cargando…

Hoy en día, y a pesar de que se utilicen medidas de protección específicas, los accidentes laborales están siempre presentes en todo tipo de trabajos. No estamos libres de que una pequeña falta de atención nos cause un accidente de este tipo.

Accidentes Laborables

Pero ¿sabes cuáles son algunas de las causas por las que suceden? Aquí te exponemos algunas de ellas para que en el futuro no tengas problemas:

Fatiga y estrés. Estos conceptos van de la mano y es que cuando nos presionamos a nosotros mismos o nos presionan para hacer más trabajo o de forma más eficaz, se producen preocupaciones antes dichas responsabilidades que evolucionan en estrés, ese estrés causa a su vez fatiga y cansancio que nos hace estar menos alerta de lo que sucede a nuestro alrededor. Lo que se puede traducir a largo plazo en generadores de lesiones físicas.

Resbalones y tropezones. Ante el ritmo que puede surgir en cualquier tipo de trabajo, es habitual que los trabajadores estén tan concentrados en un objetivo, que se produzcan este tipo de hechos que, dependiendo de la edad y el estado físico del trabajador, pueden causar golpes y traumatismos.

Movimientos repetitivos. En algunos trabajos específicos se producen lo que se denomina ‘el síndrome del túnel carpiano’, que se produce cuando se entumece el nervio mediano, y provoca dolores en manos, muñeca y dedos. A largo plazo, esta presión en dicho nervio puede hacer que se desarrollen lesiones.

Falta de protección. Aunque está estipulado que deben llevarse en algunos empleos de delicada naturaleza, gafas específicas, guantes y uniforme determinado, puede que esto no se cumpla y los trabajadores estén en peligro de exponerse a quemaduras, cortes, etc. Ante esta situación, lo aconsejable es informar a las instituciones pertinentes para evitar llegar a esta situación.

Ante estas situaciones es indispensable que como trabajadores pongamos límites a nuestro empleo, cumplamos con nuestras propias expectativas y seamos conscientes de la necesidad de descansar y estar atentos de lo que ocurre a nuestro alrededor. Solo así evitaremos ser víctimas de estos desafortunados accidentes. Además, la buena comunicación entre el propio personal es clave para solventar los problemas que se nos presenten.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top