skip to Main Content
Teléfono de atención al cliente (+34) 902 00 96 10
1 Estrellas2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, media: 5,00 sobre 5)
Cargando…

No es la primera ni la última vez que se producen malas praxis en el ámbito de la cirugía plástica. En el caso de ser víctima de una mala praxis en cirugía estética es importante que lo demuestre ante un juez un perito médico.

Mala praxis

Así sucedió con un cirujano plástico de Madrid, que fue demandado una decena de veces y, hasta en dos ocasiones fue condenado a indemnizar a dos pacientes por haberles practicado intervenciones quirúrgicas sin consentimiento informado. Una de ellas, incluso, estuvo a punto de morir en la intervención. Todo ello no se hubiera podido demostrar si no hubiera sido por el informe de un perito médico.

En el primer caso, se trató de una mujer de Murcia intervenida en 2007 a la que se le practicó en una misma cirugía una lipodistrofia, una abdominoplastia, una mastopexia, un relleno facial y una liposucción. La paciente, además de estar a punto de morir durante la intervención, tuvo necrosis en las zonas intervenidas, especialmente en el abdomen, que le dejaron secuelas estéticas y funcionales. Por ello, el doctor fue condenado a indemnizar con 140.000 euros a la paciente porque el juez consideró que no hubo un consentimiento informado adecuado, además de una mala praxis.

En el segundo caso, en 2002, a una paciente gallega le corrigió una cicatriz en el labio superior sin el consentimiento informado adecuado lo que le ocasionó daños y prejuicios. Asimismo, como los resultados fueron negativos, la paciente tuvo que ser sometida a complejos tratamientos correctores con distintas técnicas, que abonó el doctor.

Así pues, cuando te plantees demandar un cirujano plástico, recuerda que es clave tener el informe de un perito médico que demuestre ante un juez la negligencia que se produjo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top