skip to Main Content
Teléfono de atención al cliente (+34) 902 00 96 10
1 Estrellas2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (5 votos, media: 4,20 sobre 5)
Cargando…

Una ola de ciberataques golpeó a infraestructuras de 179 países de alrededor del mundo y todos los continentes. España, Portugal, Alemania, Reino Unido, Estados Unidos, México, Brasil, China, India, Vietnam fueron algunos de los afectados. Pero el ataque también se cebó con empresas reconocidas internacionalmente como la compañía Telefónica, las energéticas Iberdrola, Gas Natural, la empresa de trenes alemanes, el grupo automovilístico Renault, el sistema de hospitales ingleses o las universidades chinas.

¿Cómo se perpetró el ataque? Se utilizó el método conocido como ransomware un virus que impide que el usuario acceda a los datos de su ordenador, ya que los cifran o los bloquean. Para poder acceder a estos archivos, los cibercriminales piden un rescate con bitcoins, una divisa electrónica que sirve para operaciones digitales. Según casas de cambio, actualmente un euro equivale a 2.180 bitcoins.

¿Se pueden prevenir los ransomware? Eso está en la mano de cada usuario, que tiene que ser precavido. Este tipo de virus, normalmente, se nos descarga en el ordenador a través de una página web maliciosa. Otro de los métodos es que recibamos un mail con un archivo adjunto, que cuando lo bajamos también nos infecte el aparato.

En el caso del ciberataque que se expandió por todo el planeta, se utilizó un estilo de ransomware de la modalidad conocida como WannaCry, que aprovecha una vulnerabilidad del Windows para atacar los ordenadores que tienen este sistema.

Un joven británico de 22 años, experto en ciberseguridad, consiguió dar en el clavo y parar este ciberataque planetario. Encontró el dominio oculto donde estaba el software que utilizaban los atacantes y, con ello, desactivó el virus.

Pero los expertos alertan que los mismos atacantes podrían alterar el programa para volver a la carga. Es en este contexto, que las autoridades aconsejan que si una persona es víctima de un ransomware no debe pagar el rescate. Al contrario, debe de acudir a la policía con el ordenador. El hecho de pagar el rescate no garantiza que te devuelvan los archivos y puede seguir la extorsión.

El mundo de Internet cada vez se ha vuelto más complejo y los peritos informáticos se vuelven una herramienta indispensable ante estos posibles ataques.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top