skip to Main Content
Teléfono de atención al cliente (+34) 902 00 96 10
1 Estrellas2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (5 votos, media: 4,20 sobre 5)
Cargando…

Le recomendamos que rellene el formulario de contacto, un Consultor Pericial de Santander le llamará personalmente para facilitarle la información que precise y resolver sus dudas sin ningún tipo de compromiso, posteriormente se le asignará al perito de Santander más indicado para su caso.

Peritos en...
Enviando

Santander es una ciudad que se sitúa en el norte de España y que es la capital de la comunidad autónoma de Cantabria.

Según el censo de 2016, la ciudad cuenta con 172.656 habitantes empadronados,  haciendo de ésta la ciudad más poblada de la comunidad autónoma. Su área metropolitana abarca un total de 300.000 habitantes que se extienden a lo largo y ancho de la Bahía de Santander. Aproximadamente el 30% de la población cántabra vive en Santander.

El 70% de la población activa trabaja en el sector terciario. La economía de la ciudad se basa en el comercio y en el turismo. El turismo tuvo un importante papel en la segunda mitad del Siglo XIX, ya que se introdujo un nuevo concepto de ocio-turístico ligado a la salud, con una serie de iniciativas hoteleras que promocionaban a Santander como una ciudad balnearia y del cuidado de la salud, naciendo así la ciudad-balneario de “El Sardinero”. Actualmente, continúa siendo uno de los puntos más importantes del norte de España en cuanto a turismo, al recibir la mayoría de turistas de la zona de Castilla y León, País Vasco y Asturias. También se recibe turismo extranjero, en su mayor parte europeo gracias a las conexiones marítimas con las ciudades de Plymouth y Portsmouth a través del avión o ferrys.

Santander ha sido protagonista de dos grandes catástrofes durante el siglo XIX y XX. En el año 1893, un importe buque vizcaíno llamado Cabo Machichaco atracó en uno de los muelles de Santander con una carga formada por 51 toneladas de dinamita y depósitos de ácido sulfúrico. La normativa en cuanto a seguridad para el transporte de mercancías peligrosas no se incumplía. Tras un incendio declarado en el buque, se produjo la explosión de la carga que dejo un saldo de 590 muertos y 525 heridos. El ancla del buque cayó a varios kilómetros. La segunda catástrofe fue a raíz de un incendio declarado que arrasó durante dos días todo el centro histórico de la ciudad alimentado por la madera de las viviendas. La Catedral de Santander fue una de las más afectadas. En este caso y por suerte, sólo hubo una víctima mortal.

Back To Top