skip to Main Content
Teléfono de atención al cliente (+34) 902 00 96 10
1 Estrellas2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (91 votos, media: 3,98 sobre 5)
Cargando…

Le agradecemos su interés por Peritos médicos judiciales GP-GRUP. Estamos especializados en la tramitación, gestión y elaboración de todo tipo de servicios periciales, realizando peritajes, dictámenes e informes periciales judiciales y de parte en una gran variedad de disciplinas y/o especializaciones. Consulte su caso con nuestro equipo de médicos peritos en Madrid y a nivel nacional.

Colaboramos con profesionales de reconocido prestigio, con experiencia y conocimientos contrastables en su ámbito profesional y judicial. Los cuales han sido seleccionados y validos previamente por nuestra empresa, para garantizar la prestación de sus servicios profesionales.

Se ofrece calidad, profesionalidad y un trato personal directo con el cliente y el asesor legal del mismo, con el objetivo de obtener los mejores resultados.

Consulte nuestros servicios, le brindamos nuestro asesoramientoconsúltenos sin compromiso.

¿Qué son los peritos médicos judiciales?

Los peritos médicos judiciales son expertos en el ámbito de la medicina que tienen como objetivo dar información u opinión fundada sobre un caso en concreto en un tribunal de justicia. Su labor pericial se debe realizar con absoluta corrección, conocimiento y respeto, tanto para el paciente afectado como para la ética médica que lo envuelve, siempre dentro del marco legal correspondiente.

¿Qué es un peritaje médico?

Los peritos médicos judiciales elaboran informes auxiliares o informes periciales ordenados por la autoridad judicial correspondiente. Se trata de un paso más del procedimiento que desarrolla el juez y de un informe no vinculante que posteriormente el juez evaluará y tomará una decisión.

Para desarrollar las funciones de un perito médico, se debe contar con la experiencia necesaria y ser un médico especialista en medicina legal o laboral, y estar inscrito en un listado especial de la Justicia que deberá someterse a un posterior sorteo sobre médico perito. La aceptación del cargo de perito médico Madrid significa que se acepta el hecho de ser un auxiliar de la Justicia y recibir las instrucciones que un juez actuante solicite para la causa.

El papel que desarrolla el perito médico es asesorar al juez sobre lo efectuado y obtenido, para que finalmente el juez tome una decisión final con la información aportada por un especialista neutral en la materia. La independencia científica se torna de suma importancia, ya que es la razón de la condición pericial.

¿Para qué sirve un peritaje médico y cómo se hace?

El objetivo principal de un peritaje médico es realizar un análisis científico-médico que funcione como un soporte auxiliar a las necesidades de la Administración de Justicia sobre unos hechos médicos de cualquier especialidad de la profesión. A través de este análisis, se ofrece al juez toda la información necesaria acerca de la causa denunciada: patologías, incapacidades, negligencias médicas, malas praxis y valor de la veracidad.

La pericia médica debe hacer entendible el informe para todas las partes implicadas en el juicio, como las partes afectadas, sus abogados defensores y el juez, sobre todos los aspectos determinados de la medicina.

El perito médico debe usar un lenguaje médico que sea conciso, simple y preciso, sin mostrar ninguna opinión subjetiva para que no dé lugar a dudas y que facilite la evaluación por parte del juez.

La estructura de un peritaje médico

En todo peritaje médico e informe pericial médico, se debe identificar primero el Juzgado al que pertenece el expediente, el nombre del Juez y Secretario, el nombre de los autos y el número de la misma.

El siguiente paso es que el perito médico designado identifique la pericia delante del juez, hablando siempre en tercera persona y realizan alusión a las fechas en las que se realizó la prueba, todo recogido en el informe médico pericial donde hay una valoración de las lesiones, y los daños y secuelas que el cliente padece de manera permanente.

Dentro de los informes periciales médicas se debe recoger toda la información personal (DNI, domicilio, edad, nacimiento…) del periciado y los datos necesarios para su identificación formal. También se debe recoger todos los datos relacionados con los antecedentes laborales y lo que manifiesta que sucedió o la causa por la que se denuncia. A partir de este momento, el proceso pasa a ser de probanza jurídica.

El perito oficial médico realizará un examen clínico donde explicará lo que encontró y evaluó en ese momento, en relación con las patologías que se demandan. Se adjuntan todos los estudios e informes realizados al Juez y en caso de no ser suficientes, el Juez podría determinar y solicitar nuevos, incluso por otro perito. Posteriormente se realiza un diagnóstico a través de un examen clínico y estudios necesarios.

El juez evaluará y analizará la causa demandante junto a las pruebas aportadas por el perito médico y gabinete pericial, y dictará una resolución justa e imparcial. El siguiente paso es cuantificar la evaluación a través de la valoración del criterio médico. Para ello, la Ley ofrece unas tablas orientativas sobre incapacidades y baremos. En el caso de una persona que demande una discapacidad, el informe pericial facilitará al juez la tarea de evaluar el nivel de incapacidad que se tiene, déficits funcionales, actividades que ya no puede realizar, su posible vida laboral y personal y si es susceptible de incapacidad permanente. En caso de negligencias médicas, el proceso facilitará la resolución por parte del juez y el pertinente reparto de responsabilidades, consecuencias e indemnizaciones, si las hubiere.

 

Noticias destacadas:

Un perito médico judicial reconstruye la muerte de una mujer a la que se le aplicó una cesárea.

Los peritajes médicos no son sencillos, pero si necesario para actuar ante las posibles negligencias médicas de los centros de salud. En el caso de Nagore Ocera, una cacereña 30 años que murió después que le practicaran una cesárea, el perito médico judicial tardó alrededor de seis meses en recabar la información necesaria y elaborar un informe.

El abogado de la familia de Ocera, Daniel López Vivas, relató que uno de los puntos más complicados fue que el Servicio Extremeño de Salud (SES) le entregara la documentación sobre cómo se actuó después de la intervención a la cacereña. El letrado explicó que han contratado a un perito médico judicial que ayudó a reconstruir lo que sucedió ese día, a través de los documentos facilitados por el SES.

perito medico judicial

En concreto, Ocera llegó al Hospital San Pedro de Alcántara de Cáceres el 24 de agosto, donde dio a luz a su segundo hijo que nació en un perfecto estado de salud. La mujer, en cambio, fue trasladada en planta a primera hora de la mañana, donde comenzó una fuerte hemorragia. Doce horas después, a las 22:30 horas, la paciente falleció por el continuo sangrado.

Según se desprende de la querella, elaborada con el informe pericial, la mujer sufrió una atonía uterina que se produce cuando no se contra el útero después del parto. En este contexto, en la demanda se destaca que el centro médico actuó negligentemente y provocó un homicidio imprudente. Asimismo, pone de manifiesto que hubo una clara falta de atención por parte del personal sanitario.

Esto se debe a que la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) dice que en estas situaciones primero se aplica un tratamiento médico inicial y si falla uno quirúrgico. Ocera recibió el tratamiento médico. Después, se la realizó una intervención quirúrgica, conocida como histerectomía, que consiste en extirpar el útero.

Sin embargo, la querella también destacó que no se administró a la paciente un tipo de medicamento que se utiliza cuando hay un sangrado severo. De hecho, la familia confirma esta versión, ya que los especialistas les advirtieron que no se le había podido aplicar un anticoagulante a Ocera porque no lo tenían y lo tuvieron que pedirlo a Mérida. Es por ello, que no se le podía suministrar hasta al cabo de 24 horas dicho medicamento.

Además, en la demanda se destaca que, después de la cesárea, a la cacereña no se la trasladó a una sala de reanimación, sino directamente a planta.

De momento, el abogado ha iniciado un juicio por la vía penal, que podría comportar condenas de cárcel. No obstante, el magistrado opina que no se pude haber un solo responsable de la muerte de Nagore Ocera. Por eso, si se demuestra que fue una cadena de errores, la querella penal se transformaría en una reclamación contencioso administrativa, que comportaría una indemnización para los familiares.

Este es uno de los casos donde los informes médicos tienen una labor de estudio muy meticulosa y elaborada, y que se debe realizar con total seguridad.

En GP Grup, realizamos en todo tipo de peritaje médico, gracias a la formación de nuestros profesionales, especializados en temas muy específicos como Peritos Médicos Oncólogos, Peritos Médicos Accidentes, Peritos Médicos para enfermedades con daño corporal, Peritos Médicos Pediatría, Peritos médicos en tráfico electrónico

Back To Top