skip to Main Content
Teléfono de atención al cliente (+34) 902 00 96 10
1 Estrellas2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, media: 5,00 sobre 5)
Cargando…

El hecho de asistir a un juicio ante un Tribunal puede parecer algo desalentador, pero muchos profesionales dentales están optando por hacerlo como peritos odontólogos, expertos en la materia.

Los peritos odontólogos o peritos dentales son profesionales que tienen los conocimientos necesarios en su campo para dar una opinión formada a un tribunal sobre un asunto legal. El peritaje judicial abarca una amplia gama de profesiones, desde ingeniería mecánica hasta medicina. El área más común de la ley donde se requieren peritos médicos es en la evaluación del  grado de negligencia de un caso concreto, donde se pueden incluir lesiones personales y negligencias médicas.

¿Qué implica ser un perito odontólogo?

En el contexto de las lesiones personales, como por ejemplo una lesión dental traumática después de sufrir un accidente de tráfico, es necesario un informe de un experto dental para establecer qué tratamiento odontológico requiere la víctima y qué complicaciones futuras puede tener como resultado de esa lesión traumática.

En el contexto de las negligencias médicas el proceso es un poco más complicado. El abogado de la víctima recurrirá a la experiencia de un perito odontólogo para revisar los registros clínicos y se establecerá si el tratamiento no ha alcanzado el resultado esperado realizado por un odontólogo profesional y también si ese tratamiento ha causado algún daño al paciente. Esa será, en esencia, la prueba de negligencia y servirá para que el perito odontólogo recoja esa prueba en un informe médico legal. La mayoría de las veces, esta opinión inicial puede proporcionarse solo en los documentos, sin la necesidad de un examen. Aunque más adelante durante la negociación, a menudo se pide que se examine al paciente y que se elabore un plan de tratamiento pagado, tratamiento que ha surgido debido a la negligencia.

Un abogado especializado en reclamaciones por negligencias dentales no necesitará emitir la mayoría de las reclamaciones ante el Tribunal y probablemente se obtendrá una compensación adecuada para el paciente dentro de la primera etapa. Esto significa que en la mayoría de las reclamaciones el perito odontólogo no tendrá que asistir al Tribunal y su informe será suficiente para que se pueda resolver la reclamación. Sin embargo, en algunos casos no se puede llegar a un acuerdo amistoso y su opinión tendrá que ser probada por un juez, por tanto, es muy importante que su testimonio sea sólido y profesional.

¿Por qué ser un perito odontólogo?

Algunos peritos odontólogos consideran que el trabajo médico-legal es un desafío intelectual, especialmente cuando estamos delante de una reclamación compleja por negligencia médica. Además, los odontólogos ya suelen tener ciertos conocimientos en términos legales, como por ejemplo con los consentimientos que deben informar y firmar los pacientes antes de realizar algún tratamiento en particular. Por tanto, es una forma de ampliar sus capacidades laborales dentro del universo médico-legal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top