skip to Main Content
Teléfono de atención al cliente (+34) 902 00 96 10
1 Estrellas2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, media: 5,00 sobre 5)
Cargando…

Información Previa: Antecedentes del accidente taurino

Se realiza el presente informe pericial a petición de tres clientes, en relación con lo contenido en el expediente de reclamación de responsabilidad patrimonial del Ayuntamiento por el accidente sufrido, con el fatal desenlace del fallecimiento, como se consecuencia de una herida mortal por asta de toro durante los Festejos Taurinos.

Objeto del dictámen pericial

Constituye objeto del presente informe pericial la emisión de una opinión técnica sobre las siguientes circunstancias:

  • Características geométricas y físicas de la calle, en la localidad en cuestión y su idoneidad para la realización de festejos taurinos.
  • Análisis de las medidas de seguridad y protección civil en el festejo taurino, en el que se produjo el fallecimiento.
  • Establecimiento del nexo causal del accidente producido.

Naturaleza y fuente de la información

Se ha utilizado en la redacción del presente informe la siguiente información:

  • Expediente de autorización por parte del Ayuntamiento, de los festejos taurinos.
  • DECRETO 31/2015, de 6 de marzo, del Consell, por el que se aprueba el Reglamento de festejos taurinos tradicionales en la Comunitat Valenciana.
  • Ordenanza de Convivencia Ciudadana del Ayuntamiento.
  • W.T. SINGLETON & JAN HOVDEN Risk and decisions Chichester (U.K.), John Wiley and Sons, 1987.

Autor del informe

Es autor del presente dictamen, Ingeniero Superior Industrial colegiado del Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de Aragón y La Rioja, y Máster Oficial en Prevención de Riesgos Laborales (Seguridad en el Trabajo, Higiene y Ergonomía, Psicosociología).

Marco contextual y consideraciones previas.

Los festejos taurinos tradicionales son una de las señas de identidad del pueblo valenciano. Su arraigo, orígenes históricos, difusión y variedad en cuanto a sus modalidades hacen de esta fiesta una de las más representativas en cuanto a su implantación, aceptación popular y consideración. En este contexto, el factor «seguridad» es el nexo preciso destinado a fusionar la tradición con la correcta ejecución de la fiesta. Un nexo de unión que desemboca en los dos elementos esenciales para el adecuado desarrollo de la celebración: ser acontecimiento popular y la exigencia de responsabilidad en su realización. La seguridad, como tal, presenta diversas vertientes que afectan, entre otras cuestiones, a sus elementos materiales y personales y al tiempo de verificación, así como al comportamiento cívico de los participantes y espectadores respecto a la convergencia del ocio y divertimento con él, en todo caso, respeto al animal.

accidente taurino

Método operativo e investigaciones

Características geométricas y físicas de la calle

Dentro del casco urbano de la localidad, la calle a analizar es una vía peatonal de morfología irregular y que conecta con dos calles. La calle es del tipo “peatonal” y no posee ni encintado de aceras ni calzada a distinto nivel para el tránsito de vehículos. La topografía es irregular, con pendiente descendente desde una de las calles que conecta hasta la otra.

La anchura de la calle es exigua y reducida, según los datos y mediciones obtenidas de la cartografía catastral. La traza del vial es sinuosa y desigual con distintos estrechamientos y cambios de dirección en toda su longitud, siendo de interés subrayar la anchura mínima de 3,48 metros en la que la calle realiza un quiebro (donde un vehículo utilitario no puede abrir sus puertas ni salir sus ocupantes) y que coincide con la situación del Bar que se encontraba en el recorrido del toro.

Las singularidades que posee la calle crean la existencia las distintas zonas en las que existen puntos ciegos que no permiten vislumbrar la existencia o no de un vehículo, o como en el caso del accidente que nos ocupa, de la aparición de un astado.

Como bien es conocido, la calle constituía uno de los tramos en donde se festejaban los encierros, el cual finalizada en un “fondo de saco” mediante la instalación de una barrera, compuesta por un bastidor metálico con perfiles de acero, tal y como pueden apreciarse en las imágenes adjuntas.

La instalación de esta barrera se ubica en la confluencia con una de las calles que conecta, quedando dentro del recinto taurino un establecimiento a menos de 20 metros de la mencionada barrera.

De suerte que, a tenor de las manifestaciones realizadas por el acta de los testigos que presenciaron el accidente, la persona afectada se encontraba aproximadamente en el acceso al establecimiento, su campo de visión no permitía obtener una vista general de lo acontecido en el primer tramo de la y si el astado iniciaba la entrada en la misma, nexo causal que provocó el fatal desenlace con el fallecimiento.

En consecuencia, podemos expresar de manera concreta que el nexo causal que provocó el accidente vino provocado por la conjunción de las siguientes variables:

  • La ubicación del fallecido en el acceso al establecimiento, situación que por otro lado era parte del recinto taurino que fue autorizado por el Ayuntamiento de la localidad.
  • La accidentada e irregular geometría de la calle, que disminuyó el campo de visión y por ende la capacidad de reacción para escapar del toro.
  • La delimitación del recinto taurino.

Análisis de las medidas de seguridad y protección civil en el festejo taurino

En este apartado nos centraremos en analizar la ubicación y periodo de reacción de la ambulancia desde el lugar en el que se encontraba estacionada, el sitio del accidente y su acceso.

Según lo dicho por los comparecientes en el acta testifical aportada, el fallecido fue auxiliado en su accidente por varias personas que se encontraban en su cercanía, llevándolo “en volandas” entre varios asistentes hasta la ubicación de la ambulancia, situada en la esquina de la calle.

En esta hipótesis la distancia existente entre la ambulancia y la barrera por donde fue transportado la víctima es de 112 metros aproximadamente. En el plano adjunto se han comprobado las anchuras y geometrías de las distintas calles por donde debería haber circulado la ambulancia para asistir rápidamente, siendo todas ellas adecuadas para el acceso del vehículo médico. Si bien, cabe mencionar que el acceso de la ambulancia hasta el lugar de recogida debería de haber seguido una secuencia concreta.

Por otro lado, cabe resaltar en la presente esfera y desde una perspectiva de la seguridad y prevención de accidentes, en el festejo tradicional analizado que, en el seno de la delimitación del recinto taurino existiera un establecimiento dedicado a la venta de bebidas y que a tenor de todas las evidencias (videos, testificales y demás información complementaria) estuviera en pleno funcionamiento en el momento del accidente. Esta circunstancia es óbice que genera un riesgo añadido, al propio inherente del festejo taurino, y que motiva el crecimiento de la aparición de un accidente no deseado para los participantes del mismo. La apertura y funcionamiento del Bar en el recinto taurino provoca la existencia de dos variables que incrementan de manera clara la evidencia de un accidente, a saber:

  1. El aumento de aforo de la calle, que a su vez causaría un obstáculo en la correcta evacuación de la aglomeración de personas allí congregada.
  2. El más que posible consumo de bebidas de todo tipo (incluyendo las que poseen cierto grado de alcohol) en el recinto taurino.
accidente taurino ambulancia

Ahondando más si cabe en el asunto, la Ley 10/2014, de 29 de diciembre, de la Generalitat, de Salud de la Comunitat Valenciana, establece:

“[…]

CAPÍTULO III. LIMITACIONES A LA VENTA Y CONSUMO DE BEBIDAS ALCOHÓLICAS

ARTÍCULO 69. PROHIBICIONES

No se permitirá la venta, el suministro ni el consumo de bebidas alcohólicas en los siguientes lugares:

(…)

7. En la vía pública. No obstante, las ordenanzas municipales podrán autorizar la venta, suministro y consumo de bebidas alcohólicas en determinados lugares de la vía pública o en determinados días de fiestas patronales o locales. Cuando las entidades locales autoricen el consumo de bebidas alcohólicas en determinados espacios públicos al aire libre en los que esté prevista la concentración de personas, se deberán adoptar las medidas necesarias que garanticen el cumplimiento de la prohibición de venta, suministro y consumo de bebidas alcohólicas por los menores de edad y de las demás prohibiciones establecidas en esta ley. La entidad local que otorgue la autorización velará asimismo por la salud y seguridad de las personas que se encuentren reunidas y el derecho al descanso de los ciudadanos.”

Y el Decreto 31/2015 de 6 de marzo, del Consell, por el que se aprueba el Reglamento de festejos taurinos tradicionales en la Comunitat Valenciana, indica:

“[…]

Artículo 36 Prohibiciones

1. En un festejo de bous al carrer:

a) No se permitirá la participación de menores de 16 años, que, únicamente, podrán acudir como espectadores.

b) No se permitirá la participación de personas que muestren falta de condiciones físicas o psíquicas para intervenir en el festejo. Se incluirá en este supuesto la falta manifiesta o la disminución de dichas condiciones motivada por la ingestión de bebidas alcohólicas o sustancias tóxicas.

c) Se respetará la integridad física de los animales, prohibiéndose la crueldad y el maltrato de las reses, el uso de palos, garrotes, pinchos, lanzamiento de objetos y cohetes contra estas, así como cualquier otra práctica que suponga tortura para los mismos.

2. Los organizadores podrán solicitar el auxilio del director del festejo cuando se produzca resistencia al cumplimiento de lo dispuesto en el apartado anterior.”

Evaluación del nivel de riesgo de sufrir un accidente en el recinto taurino de la Calle.

Por tanto, y tomando en consideración las argumentaciones esgrimidas en los párrafos anteriores procederemos a la evaluación del riesgo de accidente en el festejo taurino.

Comenzaremos con la cuantificación de la magnitud de los riesgos existentes, y en consecuencia jerarquizaremos su prioridad o no de corrección, con la finalidad de la estimación de la probabilidad de que ocurra un accidente y teniendo en cuenta la magnitud esperada de las consecuencias.

En consecuencia, el nivel de riesgo (NR) será función del nivel de probabilidad (NP) y del nivel de consecuencias (NC), pudiéndose expresar como: NR = NP x NC

El nivel de deficiencia (ND), se denomina a la magnitud de la vinculación esperable del conjunto de factores de riesgo considerados y su relación causal directa con el posible accidente.

El nivel de exposición es una medida de la frecuencia con la que se da exposición al riesgo.

En función del nivel de deficiencia de las medidas preventivas y del nivel de exposición al riesgo.

Con todo ello, obtendremos el nivel de riesgo (NR), como producto del nivel de probabilidad (NP) y del nivel de consecuencias (NC) y de intervención necesaria para reducir el riesgo existente.

En consecuencia, las variables que han acaecido en el fatal suceso son las siguientes:

  • Ubicación de la víctima en la calle en el momento del accidente.
  • La accidentada e irregular geometría de la calle, que disminuyó el campo de visión del fallecido y por ende su capacidad de reacción para escapar del toro.
  • La delimitación del recinto taurino.
  • El aumento de aforo de la calle, a consecuencia del festejo.
  • El más que posible consumo de bebidas de todo tipo (incluyendo las que poseen cierto grado de alcohol) dentro del recinto taurino.

Y han generado una situación en la que se han detectado multitud de factores de riesgo que pueden crear accidentes con un alto nivel de probabilidad y con la peor de las consecuencias como ha sido el fallecimiento de una persona.

Conclusiones peritaje

El técnico suscribiente, basándose en la exposición de motivos detallada en los apartados precedentes y una vez obtenidos los resultados globales de las investigaciones realizadas, emite las siguientes conclusiones:

  • Que, el nivel de probabilidad de que la víctima sufriera el accidente era el más alto posible, a tenor de:
  • El trazado de la calle y su delimitación como recinto taurino, lo que se configura como un factor esencial en el riesgo evaluado.
  • La apertura en el momento del festejo taurino del establecimiento, lo cual motivó el más que posible consumo de bebidas de todo tipo (incluyendo las que poseen cierto grado de alcohol) dentro del recinto taurino.
  • Que el nivel de consecuencias del accidente es la máxima, según las estimaciones de la evaluación del riesgo existente realizadas.
  • Que, el nexo causal que provocó el accidente y su posterior fallecimiento, vino provocado por la suma de las siguientes circunstancias:
  • La accidentada e irregular geometría de la calle, que disminuyó el campo de visión y por ende su capacidad de reacción para escapar del toro.
  • La delimitación del recinto taurino.
  • La ubicación del fallecido en el acceso al establecimiento, situación que por otro lado era parte del recinto taurino que fue autorizado por el Ayuntamiento de la localidad.
  • El retraso en la asistencia del vehículo médico, dado que la ambulancia no se desplazó inmediatamente al lugar del accidente, ni con posterioridad, a pesar de estar estacionada a escasos 100 metros y su recorrido era adecuado y no accidentado.
  • El transporte del herido se efectuó mediante medios manuales (por los propios asistentes al festejo) y sin la supervisión ni material médico pertinente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top