skip to Main Content
Customer Support phone (+34) 902 00 96 10

La valoración de los daños corporales es un aspecto que debemos tener en cuenta en caso de sufrir un accidente. De hecho, la figura del perito médico es clave para valorar dichos daños, así como para establecer las relaciones causales entre los eventos o accidentes y los daños del sujeto.

¿Cómo se realizan esta valoración de daños corporales?

Hablamos de una labor sumamente seria y profesional que se ejecuta mediante una investigación rigurosa y objetiva, la cual debe adaptarse a todos los protocolos aceptados. De la misma manera, deben determinarse los días necesarios para que el proceso de curación quede completado, así como para dejar atrás las secuelas producidas.

De esta manera, los peritos especializados en estas valoraciones deben contar con una amplia experiencia médica para determinar la casuística de las lesiones y los daños. Además, se trata de una acción que tiene mucha importancia en casos de cirugía plástica, reconstructiva neurológica y ortopédica, traumatología, lesiones deportivas y medicina de urgencias entre otros casos.

Además, con la ayuda de estos peritos podemos conseguir demostrar que se han producido daños por negligencias médicas, ya sean errores humanos durante una cirugía, fallo de los materiales en implantes, reacciones adversas como consecuencia de la anestesia o efectos secundarios que no hayan sido previstos.

Por ello, la experiencia resulta esencial para ser certeros en la determinación de los traumatismos, las heridas y las cicatrices, los traumatismos o las lesiones cerebrales, entre otros malestares. Ahora bien, ¿para qué sirven estas valoraciones?

Razones para pedir una valoración del daño corporal

El objetivo principal de estas valoraciones es establecer un nexo de causalidad entre el accidente y la lesión sufrida por el afectado. Como decimos, aquí entran tanto los accidentes de tráfico como los laborales y, por supuesto, los incidentes que lleven a lesiones mentales. De esta manera, con el informe médico podremos demostrar que el problema ha sido derivado de dicho percance.

Es más, hay ocasiones en las que las valoraciones de los daños están basadas en los intereses de las aseguradoras o de alguna de las partes. Por ello, con este servicio tendremos una evaluación objetiva y profesional, algo que resulta clave si lo miramos desde el punto de vista de una reclamación judicial. De hecho, para que tenga validez y sea útil en dicho proceso de reclamación, el informe debe estar bien redactado y teniendo en cuenta todos los detalles.

Con todo, vemos que la valoración de los daños corporales es un servicio que debemos tener en cuenta para disponer de un respaldo legal objetivo en caso de sufrir una lesión. Además, durante la evaluación de los pacientes se destacan aspectos como las secuelas, el periodo de curación, la información de los afectados y la gravedad de las lesiones. ¿Más información? Pídala aquí.

Este post tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top