skip to Main Content
Teléfono de atención al cliente (+34) 902 00 96 10
4.7/5 - (18 votos)

Articulo actualizado el 02/10/2023

Cuando abordamos la mala praxis médica, esta puede manifestarse a través de tres vías distintas: la negligencia médica, la imprudencia y la impericia. Cada una se refiere a conceptos diferentes en la conducta profesional.

Negligencia médica y normas de cuidado

La negligencia médica acontece cuando un profesional de la salud no actúa acorde a las normas de cuidado inherentes a su profesión, actuando inadecuadamente con respecto a sus conocimientos y habilidades. Este tipo de error médico, normalmente, es consecuencia de un descuido en el comportamiento del experto, incumpliendo con su deber funcional. El estrés, la sobrecarga laboral, el alto número de pacientes y la presión hospitalaria son factores que contribuyen a la incidencia de negligencia e imprudencia médica, siendo ambas situaciones sancionables judicialmente bajo el artículo 12 del código penal.

Imprudencia médica: entre la Lex Artis y el Grado de Culpabilidad

La imprudencia médica es una modalidad de imprudencia profesional que se distingue de la imprudencia temeraria. Se produce cuando el personal sanitario realiza una acción de forma temeraria poniendo así en peligro la vida o la recuperación de su paciente, un comportamiento previsible desde una perspectiva objetiva y que refleja un alto grado de culpabilidad. Estamos, entonces, ante un posible delito de imprudencia grave, absolutamente punible. La atención médica brindada hasta el punto del agotamiento representa un ejemplo de imprudencia médica que muchos internos y residentes, lamentablemente, han experimentado.

Impericia y atención médica

La impericia, por otro lado, refleja una falta de habilidad o experiencia (pericia) del profesional sanitario. Significa que el profesional carece de la sabiduría, habilidad o experiencia necesaria a la hora de actuar y ejecutar su profesión conforme a la lex artis o nivel estándar de la medicina. Esto puede resultar en daños causados directamente al paciente, generando un resultado lesivo.

Afortunadamente, en nuestro país, contamos con un servicio médico de renombre mundial. Sin embargo, las políticas recientes y las crisis han impactado significativamente en nuestro sistema sanitario. El incremento en las horas de trabajo, la sobrecarga de pacientes y la reducción de personal sanitario facilitan la aparición de negligencia, imprudencia e impericia. Si has sido víctima de alguna de estas situaciones, no dudes en contactar con nuestro equipo de especialistas, quienes buscarán una solución a los resultados producidos.

negligencia medica

Este post tiene 4 comentarios

  1. Hola buenos días !! A dos anos e tenido una rotura en el codo y llevo tres intervención y sigo mal la primera intervención a sido muy mal echa me confirmarao varios proficional y quero pasar por un perito para asegurarme si puedo reclamar mis derecho como paciente !! Gracias

  2. Hola soy estudiar de enfermeria y tengo una duda, si se pasara por alto el derecho a la autonomía de algun paciente, sería tomado como uno de estos delitos?

    1. Hola Maria. Si quieres que estudiemos tu caso puedes enviarnos un formulario de contacto en el apartado CONTACTO con los detalles. Te contestaremos lo más brevemente posible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top