skip to Main Content
Customer Support phone (+34) 902 00 96 10

En cualquier sector laboral, pueden darse diferentes tipos de accidentes. En el ámbito legal, a veces, puede ser difícil determinar el tipo de imprudencia. Puede que no esté claro si el accidente se debe a una imprudencia del trabajador u ocurre por condiciones en el trabajo. Por eso, es importante diferenciar qué es una imprudencia profesional vs. imprudencia temeraria.

El análisis y determinación serán realizados por un perito especializado en los accidentes laborales. Ante las situaciones, siempre se debe contratar a un perito judicial.

¿Cuáles son las diferencias entre la imprudencia profesional vs. imprudencia temeraria?

En el ámbito legal, existen dos tipos de imprudencias que pueden desencadenar un accidente de trabajo: la imprudencia profesional o la imprudencia temeraria. Puesto que en estos casos entran en juego diferentes variables, la ley debe valorarlas para determinar el tipo de imprudencia en el caso de un accidente.

Según la ley, una imprudencia es una infracción que se comete o el incumplimiento de la tarea que se debe ejecutar en un trabajo. La tarea puede estar estipulada en una norma escrita o hablada. El trabajador puede realizar una acción, de manera consciente o inconsciente, que lo pone en un peligro o provoca un daño.

La diferencia entre la imprudencia temeraria y profesional es esta última se considera un accidente de trabajo (se debe a una situación generada en la empresa). En la imprudencia temeraria, el trabajador tiene la máxima responsabilidad. En este caso, se separa el nexo causal del accidente y el trabajo. Se trata de una enfermedad común o un accidente no laboral.

Según esto, y como se ha mencionado, el trabajador será el responsable de no haber adoptado el comportamiento y protocolo acordados ante una imprudencia temeraria. Por otro lado, en la imprudencia profesional, el trabajador no tendrá responsabilidad del error.

¿Cómo proceder en cada imprudencia?

Cuando ocurre una imprudencia temeraria, en la que el trabajador ha sido el causante del accidente por desobedecer el protocolo laboral, el empresario no estaría incurriendo en ninguna responsabilidad de daños y prejuicios. No obstante, el empresario sí podría verse obligado a responder bajo la responsabilidad civil.

En una imprudencia profesional, se analizarán las consecuencias que se han ocasionado al trabajador. Según el nivel de los daños, tendrá lugar un tipo de sanción u otra.

Contacte con peritos laborales

En GP-Grup contamos con peritos judiciales especialistas en los accidentes laborales. Gracias a expertos que puedan analizar e investigar un accidente ocurrido en el trabajo, se pueden encontrar las responsabilidades y establecer, a su vez, la indemnización correspondiente (en el caso de que proceda).

Nuestro equipo de peritos analizará y diferenciará la imprudencia profesional vs. imprudencia temeraria para garantizar el cumplimiento con la ley. ¿Nos necesita? ¡Llámenos ahora!

Este post tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top