skip to Main Content
Customer Support phone (+34) 902 00 96 10

Los peritajes médicos son esenciales en cualquier proceso judicial o litigio. Te describimos sus características y ventajas.

¿Qué es un peritaje médico?

Un informe redactado por un perito médico (facultativo con formación en medicina legal). En el documento se incluye la valoración de la salud del paciente tras haber sufrido una incapacidad o un accidente. Se admite como prueba en un juicio y suele ser definitivo para resolver el problema legal.

¿Qué tipo de información debe contener?

Para que sea válido, ha de cumplir con una serie de requisitos específicos que ahora te detallamos:

  • Toda la información personal y profesional del perito y de quien solicita el peritaje.
  • Cuál es el objetivo del informe.
  • Una relación cronológica de los hechos.
  • Cuáles son las fuentes utilizadas para llegar a las conclusiones expuestas en el informe. Normalmente, se trata de otros informes médicos y de las pruebas diagnósticas pertinentes.
  • Un repaso al historial médico previo del paciente.
  • El diagnóstico. Debe distinguir entre las lesiones, las secuelas y la discapacidad, pero aportando un nexo de casualidad que las conecte con una causa concreta.
  • Una valoración de los daños experimentados.
  • La conclusión, los consejos médicos, la firma y la fecha.

Todo lo anterior debe realizarse con la máxima objetividad. De incluirse algún matiz subjetivo hay que basarlo en una prueba objetiva. Además, la precisión, la claridad y la precisión no deben faltar. El informe debe ser comprensible por cualquier persona.

¿Qué tipo de finalidad tiene un peritaje médico?

Son diversas. Suelen emplearse para aclarar casos relacionados con las siguientes situaciones:

  • Una incapacidad laboral.
  • El análisis de las secuelas (físicas y mentales) del incidente.
  • Las bajas permanentes o temporales.
  • Confirmar las consecuencias de accidentes laborales, domésticos o de tráfico.
  • Determinar si la enfermedad que padece el paciente es consecuencia de su trabajo.
  • Concretar el nivel de invalidez o minusvalía.
  • Analizar el alcance de una negligencia médica.
  • Realizar una valoración psiquiátrica o neurológica.
  • Generar informes médicos para aseguradoras, tribunales judiciales y médicos.
  • Valorar el daño físico experimentado.

Un ejemplo práctico

En el presente ejemplo de peritaje farmacéutico tenemos en cuenta el accidente de un empleado de la construcción que perdió el conocimiento mientras conducía una excavadora y sufrió un accidente al impactar contra un muro rompiéndose las dos piernas.

Tras el análisis correspondiente de su historial médico, se supo que un reciente cambio en su tratamiento habitual había provocado una interacción de medicamentos que provocó el antedicho síntoma. Así, se depuraron responsabilidades y se llamó a los especialistas pertinentes a declarar en el juicio por negligencia. Como has comprobado, los peritajes médicos son siempre recomendables para encontrar la causa de un accidente y para determinar quién fue su responsable en caso de presentarse una reclamación legal.

peritajes médicos

Este post tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top