skip to Main Content
Teléfono de atención al cliente (+34) 902 00 96 10
1 Estrellas2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 votos, media: 5,00 sobre 5)
Cargando…

Desde el momento de su nacimiento el ser humano está en desarrollo, pero ¿qué es un desarrollo? Es el proceso a través del cual se van adquiriendo conocimientos y habilidades que serán de utilidad a lo largo de toda la vida de la persona.

Podemos apreciar bien qué es desarrollo si prestamos atención a los bebés y a los primeros años de vida. En un principio no tienen ninguna capacidad, pero a medida que pasan los meses aprender a gatear y luego a andar, a sujetar ellos mismos el biberón, etc. Todo esto define desarrollo y nos ayuda a hacernos una idea sobre lo que es.

Pero hay personas que por un motivo u otro tienen discapacidades que impiden un desarrollo que podríamos llamar normal.

Discapacidad ¿qué es?

Son discapacidades del desarrollo todas aquellas que se originan en el tiempo en el que se lleva a cabo el desarrollo, es decir, durante los primeros 18 años de vida.

Dentro de las discapacidades que existen las del desarrollo son con frecuencia las menos conocidas. Para saber que son las discapacidades de este tipo hay que tener en cuenta que engloban diferentes condiciones como discapacidad intelectual, trastornos del espectro autista, parálisis cerebral y otras situaciones que están estrechamente relacionadas con la discapacidad intelectual.

Este tipo de problemas han recibido diferentes nombres a lo largo de la historia, desde deficiencia mental a retraso mental, hasta llegar a discapacidad intelectual y del desarrollo, un concepto que define discapacidad de forma que se evita la estigmatización del problema. Desde un punto de vista más respetuoso con los afectados.

Para saber que es discapacidad y concretamente las discapacidades del desarrollo, podemos acudir a la definición dada por el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). Este organismo habla de las discapacidades del desarrollo como aquellas condiciones que se deben a alguna alteración en las áreas físicas del aprendizaje o del comportamiento.

La discapacidad de este tipo afecta al día a día de la persona y lo habitual es que se mantengan a lo largo de toda su vida. Su incidencia no es precisamente baja, en Estados Unidos uno de cada seis niños tiene algún tipo de discapacidad del desarrollo.

La discapacidad se da en todo tipo de grupos humanos con independencia de la raza, la etnia, el nivel educativo o el nivel socioeconómico y suele manifestarse antes de los 22 años.

Algunos ejemplos de discapacidad empiezan incluso antes de que el niño nazca, ya sea por la presencia de alguna lesión, una infección u otros factores.

Al tratar de analizar qué es la discapacidad y cuál es su origen la mayoría de los expertos consideran que las discapacidades del lenguaje y otros problemas de desarrollo se deben a una compleja mezcla de factores que van desde la genética, la salud, factores ambientales e incluso el comportamiento de los padres durante el embarazo. Es más, en la mayoría de los casos de discapacidad no se sabe la causa que ha dado lugar a ellos.

Discapacidades: tipos

Ya hemos visto qué es el desarrollo y que durante el mismo pueden aparecer problemas de discapacidad. Pero es un campo en el que no siempre los conceptos están tan claros cómo deberían.

Es común que al definir que es la discapacidad se asemeje el déficit intelectual con los problemas de aprendizaje, pero en realidad no se trata de lo mismo. Las discapacidades de aprendizaje afectan a la forma en la que el cerebro recibe y procesa la información y por tanto no son lo mismo que las discapacidades intelectuales, que afectan al funcionamiento intelectual, la inteligencia y el comportamiento adaptativo.

La dislexia, por ejemplo, es una discapacidad de aprendizaje, mientras que si buscamos cuales son las discapacidades intelectuales tenemos que hacer referencia a problemas como los trastornos del espectro autista o las discapacidades sensoriales.

Trastorno generalizado del desarrollo

Está claro lo difícil que es englobar dentro de una categoría una determinada discapacidad del desarrollo. Precisamente por ello, en los últimos años se viene hablando del trastorno generalizado del desarrollo, no especificado de otra manera, conocido por sus siglas en inglés PDD-NOS.

Esta discapacidad existe cuando el niño presenta síntomas del trastorno del espectro autista o del síndrome de Asperger, pero no cumple todas las condiciones para determinar que tiene este problema.

En el caso de estos niños es difícil determinar que es un desarrollo normal y qué no lo es, puesto que no todos ellos tienen los mismos síntomas ni llevan a cabo las mismas conductas.

Es habitual que tengan destrezas sociales deficientes y que tanto las destrezas verbales como las no verbales estén limitadas. Además, suelen tener comportamientos persistentes y repetitivos. En estos casos al hablar de este tipo de discapacidad hay que ampliar un poco la definición desarrollo, puesto que en algunos casos los síntomas no se manifiestan hasta la edad adulta. Algo que sin embargo no ocurre en otras discapacidades del desarrollo, en las que los síntomas y efectos comienzan a notarse muy temprano.

Aunque no están dentro de un desarrollo que es normal, el PDD-NOS no se considera como una discapacidad severa y generalizada.

Calidad de vida

Al margen del problema concreto que exista en el desarrollo, el objetivo primordial de las técnicas para el tratamiento de la discapacidad es buscar el bienestar de la persona afectada y mejorar su calidad de vida.

Esto implica mayor facilidad en el acceso a aquellos servicios que les permitan disfrutar de las mismas oportunidades que tienen los demás.

Las asociaciones y entidades que trabajan con niños y personas con problemas en el desarrollo abogan por el reconocimiento de un derecho a la diferencia, a fin de conseguir que los servicios públicos y privados sean más accesibles para aquellas personas que tienen condiciones especiales.

Se trata, en definitiva, de conseguir:

  • Un mayor bienestar emocional.
  • Mejorar las relaciones interpersonales.
  • Mejorar el bienestar material.
  • Contribuir al desarrollo personal con educación especial y adaptada.
  • Promover el bienestar físico.
  • Promover la autodeterminación.
  • Fomentar la inclusión social mediante políticas de aceptación y participación en la comunidad.
  • Reforzar la protección de derechos esenciales.

Le recomendamos que rellene el formulario de contacto, un Consultor Pericial le llamará personalmente para facilitarle la información que precise y resolver sus dudas sin ningún tipo de compromiso:

Form Peritos
Enviando
Impugnar Testamento
Back To Top