skip to Main Content
Teléfono de atención al cliente (+34) 902 00 96 10
1 Estrellas2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (6 votos, media: 4,33 sobre 5)
Cargando…

La Sanidad española está “de luto”. Así de contundente fue Carmen Flores, presidenta de la asociación Defensor del paciente, que recientemente presentó su memoria. Y es que los números son demoledores. En el 2016 hubo 14.802 denuncias por negligencias médicas, unas 372 más que un año antes, lo que implica un crecimiento del 4,2%. Además, de estas 841 acabaron con la muerte del paciente, lo que supone 35 más que el año anterior.

Estas son las cifras más altas desde el 2006. De hecho, la sanidad española en vez de avanzar, retrocede, según el informe. Buena muestra de ello es que en los últimos diez años han aumentado un 19% los casos de negligencias médicas. Asimismo, también se han incrementado un 54% los que acaban en la muerte del enfermo.

Los principales motivos de estas negligencias se deben a un error de los profesionales o bien al retraso de atención del paciente, según la memoria.

Si desgranamos por comunidad autónoma, la que lidera el trágico ranquin es Madrid con 3.468 casos de negligencias médicas. También es de esta comunidad el hospital más denunciado: el Doce de Octubre. Esta lista, la encabezan también Andalucía con 2.585 casos i Cataluña con 2.199 casos.

negligencias medicas en aumentoLos principales motivos de las negligencias médicas son por la mala praxis de los profesionales sanitarios o bien por la tardanza en atender los clientes. En este último caso, 54 pacientes fallecieron mientras esperaban una ambulancia y tras llamar al 112.

También es preocupante el elevado número de personas que se encuentran en lista de espera. Un total de 689.400 pacientes se encuentran a la espera de ser llamados para una intervención quirúrgica y la demora de media de las operaciones es de 98 días. Cabe destacar que el número de camas se redujo un 5% en la última década.

En el caso de las malas praxis el estudio resalta que se deben por dar diagnósticos erróneos, la falta de medios, dar altas precipitadas, infecciones hospitalarias, intervenciones mal realizadas, entre otras.

Por todo ello, es primordial guardarse los informes médicos una vez le han tratado porque en el caso que exista una negligencia médica pueda acudir a un perito especializado que le aconseje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top