skip to Main Content
Teléfono de atención al cliente (+34) 902 00 96 10
1 Estrellas2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (6 votos, media: 4,83 sobre 5)
Cargando…

Un médico y seis enfermeros han sido puestos a disposición judicial por parte de la Guardia Civil por un delito de lesiones por la supuesta mala atención que recibió una anciana en la residencia Novo Sancti Petri, que murió a los dos días de ingresar grave en un centro hospitalario.

La anciana fue trasladada al hospital Puerto Real para que le amputaran una pierna por recomendación del médico del geriátrico, pero los especialistas del centro sanitario consideraron que era mejor prescribirle unos antibióticos y que se le realizaran curas diarias, según informó la Guardia Civil. Sin embargo, cuando la paciente volvió a la residencia, el médico decidió que las curas se le practicaran de forma más espaciada en el tiempo. Sus compañeros no solo optaron por obedecer a su compañero, sino que además solo cambiaban los apósitos superficiales y no todos.

Según el testimonio de una de las trabajadoras, durante una de las curas, una enfermera destapó la herida porqué olía mal y descubrió miles de gusanos, por lo que la anciana volvió al hospital, donde murió dos días después.

Los médicos de la Inspección Provincial de Servicios Sanitarios de la Junta de Andalucía realizaron un informe médico por las presuntas irregularidades del personal de la residencia durante el tratamiento que se le aplicó a la víctima. Por su parte, la familia de la anciana puso una reclamación y ahora la investigación pretender esclarecer si el fallecimiento de la mujer estuvo directamente vinculado con una falta de atención a la paciente.

No confundir una mala praxis médica con un error

Tal y como explicábamos recientemente, es importante no confundir una mala praxis médica con un error humano. Por mala praxis médica se entiende que no se han seguido los procedimientos que marca el código médico, conocido como Lex Artis.

Para poder comprobar un caso de mala praxis se debe de realizar, primero, una reclamación en el centro sanitario y al médico negligente. En el caso que éstos desestimen la reclamación, entonces, se procederá a la vía judicial.

Uno de los documentos básicos en el proceso ante los tribunales es el informe pericial médico en el cual se analiza las secuelas del paciente y su estado actual, así como el tratamiento que se le aplicó y si se actuó conforme al código médico.

El juez deberá determinar los tipos de daños que ha sufrido el paciente. Estos daños pueden ser personales: lesiones permanentes, incapacidad temporal o daño moral, es decir, la angustia o aflicción física o espiritual infligidos a la víctima. Además, se tiene en consideración los daños materiales que son los gastos que ha implicado la negligencia médica a la víctima, así como el lucro cesante que es tanto la pérdida de situación y capacidad económica del afectado.

Cabe destacar que el proceso judicial es diferente si el paciente fue tratado en un centro público o privado. En el primer caso, como se demanda a la administración el contencioso es administrativo, mientras que en el segundo es un proceso civil o penal. En ambos casos, por eso, el proceso es largo y aconsejamos dejar que los especialistas periciales te asesoren.

mala praxis médica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top