skip to Main Content
Teléfono de atención al cliente (+34) 902 00 96 10
1 Estrellas2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, media: 5,00 sobre 5)
Cargando…

Hay personas que necesitan de la ayuda constante de otras para poder llevar a cabo las acciones más básicas de la vida diaria, tales como asearse o comer. Esto implica que con frecuencia hay un familiar que tiene que renunciar a trabajar para encargarse de su cuidado.

Para ayudar a todas esas familias que tienen una persona dependiente se aprobó la ley de dependencia y las ayudas a la dependencia. Aunque existe una normativa a nivel nacional, algunas Comunidades Autónomas han elaborado su propia legislación en esta materia para establecer más ayudas dependencia. Es el caso por ejemplo de la ley de dependencia Madrid, ley de dependencia Valencia o dependencia Castilla y León.

¿Qué es la Ley de Dependencia y para qué sirve?

Es una norma que establece diferentes grados dependencia y en base a ellos establece una ayuda dependencia. Se trata de una prestación económica para cuidados en el entorno familiar y apoyo a cuidadores no profesionales.

 Ley de dependencia grados y cuantías han ido variando con el paso del tiempo. No prevería las mismas prestaciones económicas ley dependencia 2016 que la ley de dependencia 2017.

¿Qué es dependiente de una persona?

Se entiende que hay dependencia cuando una persona necesita de la ayuda de otra para realizar actividades cotidianas que normalmente otras personas desarrollan con autonomía.

¿Qué es el grado de dependencia?

Dependencia discapacidad no es igual en todas las personas. Mientras que algunos necesitan ayuda para hacer absolutamente cualquier cosa (los grandes dependientes), en otros casos ese auxilio que necesitan es mínimo. En función del problema que tenga el afectado se conceden los grados de dependencia.

¿Cuáles son los grados en la Ley de Dependencia?

Hay tres grados de dependencia y dentro de cada uno de ellos hay a su vez dos niveles en función de la autonomía de la persona. Indicando el nivel 2 una mayor necesidad de apoyos que el nivel 1.

¿Qué es el grado de dependencia 1?

Es el grado de dependencia más bajo que existe. Dependencia grado 1 implica que la persona necesita asistencia para actividades básicas de la vida diaria al menos una vez al día o necesita un apoyo intermitente.

En dependencia grado 1 prestaciones no suelen ser demasiado elevadas, puesto que se entiende que el dependiente puede hacer algunas cosas por sí mismo.

La dependencia grado 2 a la que se refiere la ley discapacidad indica una necesidad de auxilio severa, al necesitar la persona ayuda para realizar las actividades básicas de la vida diaria al menos dos o tres veces al día, pero sin llegar a requerir el apoyo permanente de un cuidador.

En grados de dependencia puntuación la más alta es la de grado 3 o gran dependencia. Son casos en los que hay una pérdida total de autonomía física, intelectual, mental o sensorial y la persona necesita del apoyo constante de un cuidador.

¿Cuáles son las ayudas a la dependencia?

Cuanto se cobra ley de dependencia depende del grado de dependencia que se tenga. Ley de dependencia grados y prestaciones económicas son conceptos que no se pueden separar. Otro de los factores que también influye en la cuantía de la ayuda a la dependencia es la Comunidad Autónoma en la que resida el afectado. La mayoría de ellas ha regulado estos temas y la ley dependencia Madrid no estable las mismas ayudas que otra normativa autonómica.

En algunos casos no sólo se prevén prestaciones económicas, sino también prestaciones asistenciales que resulten beneficiosas tanto para la persona dependiente como para su cuidador. Las prestaciones de servicios sociales son muy variadas y pueden consistir en medidas como servicios de prevención, teleasistencia, atención a las necesidades del hogar, ayuda a domicilio, residencias, centros de día y de noche.

No obstante, hay que tener en cuenta que en algunas Comunidades Autónomas no han destinado los suficientes recursos económicos para las ayudas que prevé esta ley y van con algo de retraso en la concesión tanto de ayudas de servicios sociales como de ayudas económicas.

Requisitos para percibir la prestación

La prestación por dependencia no es una subvención, lo que implica que para poder recibirla basta con cumplir los requisitos que exige la ley, sin imponerse ninguna limitación derivada de que el sujeto esté percibiendo alguna subvención o prestación.

A efectos fiscales este tipo de prestaciones vinculadas al cuidado en el entorno familiar y a la asistencia personalizada quedan exentas de tributación en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF).

Para poder obtener la prestación es necesario que se reconozca la situación de dependencia y se clasifique en alguno de los grados previstos en la ley. Para ello, cualquier persona con interés puede poner en marcha el procedimiento administrativo.

La persona será examinada por profesionales de la medicina a efectos de determinar si efectivamente existe una situación de dependencia y en qué grado. Una vez obtenido el grado de dependencia ya se pueden hacer los trámites para obtener la prestación. En el momento en que se tiene conocimiento de que la Administración Pública ha reconocido el derecho a la ayuda ya se pueden empezar a solicitar los servicios y prestaciones.

Para establecer el grado de dependencia de una persona y dentro de él el nivel (1 o 2) los especialistas analizan su autonomía a la hora de realizar actividades básicas de la vida diaria tales como comer y beber, controlar los esfínteres, lavarse y secarse el cuerpo, vestirse y desvestirse, autocuidarse (capacidad de seguir consejos médicos), sentarse y tumbarse, desplazarse dentro y fuera de casa y tomar decisiones.

Cuantas más actividades de este tipo se puedan realizar menor será el grado de dependencia. El grado 3 o situación de gran dependencia se reserva exclusivamente a aquellas personas que no pueden realizar ninguna o prácticamente ninguna de las actividades que se acaban de señalar.

Entre las personas que tienen derecho a este tipo de ayudas podemos encontrarnos: ancianos con Alzheimer, personas que han quedado incapacitadas a raíz de un accidente, pacientes con parálisis cerebral, etc.

Le recomendamos que rellene el formulario de contacto, un Consultor Pericial le llamará personalmente para facilitarle la información que precise y resolver sus dudas sin ningún tipo de compromiso:

Form Peritos
Enviando
Ley de Dependencia
Back To Top