skip to Main Content
Teléfono de atención al cliente (+34) 902 00 96 10
1 Estrellas2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (No hay votos aún)
Cargando…

La valoración neurológica y psiquiátrica permite identificar fácilmente los estímulos y respuestas para analizar de forma completa los mecanismos de enfrentamiento, enmarcados más en la cognición. Con el objetivo de evaluar una valoración neurológica o psiquiátrica de manera correcta, se debe realizar un examen mental en el cual se identifican diferentes niveles de alerta del paciente y su forma de reaccionar ante tales medios. A través de esta valoración, se realiza un informe pericial que puede servir como prueba ante un juicio o para solicitar una prestación.

valoracion neurologica

Valoración de los niveles de alerta

  • Consciente: el paciente responde de manera coherente a la alerta y medio.
  • Somnolencia: el paciente despierta ante estímulos y responde de forma coherente, pero al retirar estímulo regresa a la somnolencia.
  • Confusión: el paciente presenta alteración a las respuestas provocadas por estímulos externos y no es capaz de reconocer el entorno que lo rodea ni pensar con claridad.
  • Estupor: el paciente responde a estímulos dolorosos y al retirar el estímulo entra en letargo.
  • Coma: Si se trata de un coma superficial, hay reacción a estímulos dolorosos o sonidos y al cesar el estímulo vuelve al estado inicial. En el caso del coma profundo, no hay respuesta a los estímulos, sino algunas reacciones muy ligeras como relajación muscular, periodos de apnea o presión por debajo del pabellón auricular.

Valoración de la capacidad intelectual del paciente

El siguiente paso en la valoración neurológica es la valoración de la capacidad intelectual del paciente. La consideramos como la capacidad de hacer abstracción, del uso de símbolos y valoración de nuevas experiencias a través de experiencias pasadas. Para valorarlo, se realiza un análisis del subsistema cognitivo, fijándonos en:

  • Orientación: la orientación depende de la memoria y la atención. Se debe indagar si el paciente sabe quién es, en qué día está o dónde se encuentra.
  • Memoria: a través de la evaluación del registro mental reciente o pasado, se describen hechos en diferentes momentos temporales.
  • Atención: observar la capacidad del paciente de concentrarse en algo, como a las propias preguntas del evaluador.
  • Pensamiento: se valora la secuencia lógica, coherente y relevante del paciente al dirigirse a algo.
  • Afecto: se observa el sentimiento que puede presentar un paciente de forma inmediata como un episodio de risa o llanto.
  • Cálculo: se valora la capacidad del paciente de realizar cálculos matemáticos cotidianos, como contar billetes.
  • Juicio: se valora y mide la capacidad de abstracción e interpretación de las palabras.
  • Lenguaje: se valora lo comprensible y coherente que son sus formas de pronunciar las palabras.

Valoración de los pares craneales y sentidos

En este paso se valoran los pares craneales donde se involucra a los órganos de los sentidos. Estos pares son motores, mixtos y sensitivos. La valoración correcta depende de la identificación de las respuestas tanto efectivas como inefectivas.

Valoración de las funciones

En el tercer y último paso se valoran las diferentes funciones que tiene el cuerpo a nivel muscular y de motricidad.

  • Función motriz: se evalúa la organización neurológica del movimiento y la movilidad física, marcha y coordinación.
  • Fuerza muscular: Se evalúa la fuerza del paciente y su ausencia en una escala de 0 a 5.
  • Tono muscular: se evalúa el relieve de las masas musculares, su movimiento y resistencia.
  • Trofismo muscular: se mide los músculos de las extremidades de forma simétrica teniendo en cuenta los músculos del hemisferio dominante (diestro o zurdo).
  • Coordinación: se evalúa la coordinación adecuada de las vías motrices y sensitivas, que dependen del correcto funcionamiento del cerebelo y el aparto vestibular.
  • Reflejos: se evalúa la respuesta motriz involuntaria debido a un estímulo sensorial específico.
  • Sensibilidad: se valora la sensibilidad del paciente ante algunos estímulos.

 

Le recomendamos que rellene el formulario de contacto, un Consultor Pericial le llamará personalmente para facilitarle la información que precise y resolver sus dudas sin ningún tipo de compromiso:

Form Peritos
Enviando
Back To Top